20 años de sexo

Estándar

posturas-para-un-excelente-sexo-en-el-sofa-495550

Hace mucho no escribía por aquí. Pienso que tal vez porque en los últimos años estuve aprendiendo tantas cosas que no consideraba tener el tiempo de digerirlas y plasmar unas palabras decentes, interesantes al menos. Todo pasaba muy rápido, de forma muy impetuosa y espontanea. Solo importaba el momento, esa fue mi premisa por varios años. El haber estado en un estado tan claro y en otros tan “oscuros” te dan un gran sentido de la perspectiva a una corta edad.

Los años pasan y al día de hoy ya han pasado más de 20 años desde aquella primera vez que vi el grandioso cuerpo desnudo de una mujer, solo los dos, disfrutando esa intimidad tan especial, ese ambiente tan bueno que se pone con las feromonas. Caramba como pasa el tiempo, si miras unos post atrás en este blog era un adolescente y ahora, pienso que estoy comenzando una de las mejores etapas de mi vida, enfilandome para la mejor y más próspera etapa productiva de mi vida, junto a una mujer que me ha enseñado más que cualquiera y haciendo planes para estos años venideros.

Pienso que aún quedan muchas cosas vacanas, cool, chidas… etc por hacer y no perderé tiempo ya que ahora este es cada vez mas valioso y escaso. Aprovechemos el tiempo.

Es sabroso pensar que mi vida sexual ha sido bastante interesante, variada y experimentada a la fecha, no creo que por encima del promedio en cantidad, pero han sido experiencias excelentes.

Pero bueno, hablando de aquella primera vez, les cuento que es un grandioso recuerdo bastante grato y divertido, ya que pienso es autentico; tenía morbo y complicidad.  Ya habíamos estado calentándonos desde hace varios meses

Ella en ese momento tenía 16 imagínense, nuestras hormonas estaban volando y nos dejamos llevar ese día, ella con algo más de experiencia me dio varias indicaciones, yo neófito en el asunto, cagado del susto y con muchos momentos muy memorables de como paso todo, en los lugares que se hizo todo y lo que se hizo, es decir, todo jajaja.

Aprendí muchas cosas ese día y recuerdo la pasamos muy bien. Terminamos intercambiando sonrisas de picardía y complicidad, fue muy intenso y dejó recuerdos que a la fecha tengo claros en mi memoria.

Tuve muchos momentos en los que me ausente de practicar el sexo en pareja o “auto-satisfacerme“, como por ejemplo en mi etapa de budista radicaloso por allá alrededor del 2003 al 2007. Todo dá muchas vueltas y cambia muy rápido, pero lo esencial sigue siendo igual, lo sientes igual.

Este post es importante y divertido, ya que nunca había escrito de este tema y considero que en estos momentos me siento muy cómodo tratándolo de forma abierta y desenfadada, vienen desde luego a mi memoria muchos momentos y recuerdos que me sacan sonrisas mientras escribo acerca de mis aprendizajes y experiencias en el sexo, pienso que he sido afortunado al explorarlo desde temprana edad y he seguido disfrutándolo desde entonces (cada vez más).

Esos momentos y esas memorias hacen que merezca mucho la pena hablar del tema, ya que pienso es transversal a esta existencia en muchos aspectos y es un deleite para la mayoría de nosotros desde donde lo veamos y claro, dependiendo de las circunstancias, las condiciones y los participantes, también un momento donde se puede generar una grandiosa conexión espiritual. Ya que como sabrán el amor también existe 🙂

El misticismo existe, la ciencia existe, todos son etiquetas y conceptos – La experiencia nos enseña muchas cosas, pero siempre es bueno seguir leyendo, explorando, aprendiendo, hambriento.

Escribiré más seguido, me gustó.

Anuncios